sábado, 29 de diciembre de 2007

Promesa para el nuevo año



Sin miedo sientes que la suerte está contigo, jugando con los duendes, abrigándote el camino, haciendo cada paso lo mejor de lo vivido. Mejor vivir sin miedo. Sin miedo lo malo se nos va volviendo bueno, las calles se confunden con el cielo y nos hacemos aves sobrevolando el suelo. Así, sin miedo. Si quieres las estrellas vuelco el cielo, no hay sueños imposibles ni tan lejos. Si somos como niños , sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír. Sin miedo sientes que la suerte está contigo, jugando con los duendes, abrigándote el camino, haciendo cada paso lo mejor de lo vivido. Mejor vivir sin miedo. Sin miedo las olas se acarician con el fuego, si alzamos bien las yemas de los dedos podremos de puntillas tocar el universo. Sin miedo las manos se nos llenan de deseos, que no son imposibles ni están lejos. Si somos como niños, sin miedo a la ternura, sin miedo a ser feliz. Sin miedo sientes que la suerte está contigo, jugando con los duendes, abrigándote el camino, haciendo cada paso lo mejor de lo vivido. Mejor vivir sin miedo...
Gracias Rosana, esta será mi promesa para el nuevo año.

1 comentario:

Javier Caballero dijo...

Estaba echando la siesta y algo me ha dicho, "enciende el ordenador", he visto tu artículo y me ha gustado un montón. Precisamente ayer yo hablaba de tocar el cielo con la punta de los dedos y vas tú hoy y pones esto. Me añado a tu idea de vivir sin miedo, aunque bien sabes que algunos nos tildarán de locos. Cuando somos niños no pensamos tanto las cosas, y eso lo hacen mas autenticas y frescas. Ojalá esta promesa que acabamos de hacer sea eso, una promesa y no tengamos miedo a sonreir, a luchar y a disfrutar de la vida. Un abrazo.