sábado, 18 de octubre de 2008

L.N.R. - Work it to the bone

Hoy me volví a sentar en el último banco de la Rambla de L´Hospitalet, mi ciudad. Cuanto tiempo habré pasado allí sentado con anterioridad, hace 20 años cada día pasaba allí una hora. Una hora meditando con mi amigo Evaristo, ¿Meditando? Más bien charlando sobre chicas, estudios y baloncesto. Oye nunca nos cansábamos de hablar de lo mismo, y un día y otro, y otro más. Mientras tanto veíamos desfilar a la gente, muchos de ellos en los mismos horarios, con lo cual era como si viviéramos las mismas situaciones un día tras otro. Apostábamos como iba a aparecer en la salida del metro los diferentes personajes que ya habíamos memorizado, -“hoy llevará la bufanda roja y la falda de tubo” – no siempre acertábamos pero es curioso que en muchas ocasiones hay gente que como en los restaurantes dan paella todos los jueves, utilizaba la misma ropa los mismos días. Hoy me tocó jugar solo, no acerté ni una, la gente había cambiado, y yo también. Como el post me ha quedado un poco serio, mejor será que me ponga a trabajar un poco, lets go.

4 comentarios:

jordi dijo...

Si que te ha quedado serio el post, si. Bueno. Buena la cancion. Saludos

Padme dijo...

pues el post será serio pero a mi me ha gustado mucho. de todas formas, javi, es que te faltaba tu amigo evaristo.

yo creo que no cambiamos tanto, ¿no?

chula la music.

besetes.

Javier Caballero dijo...

Es posible que faltara Evaristo, dos coscorrones, (tequila sal y limón) y par de Whiskys.

A lo mejor no cambiamos, pero si nuestros habitos y que haceres, y eso hace que nosotros también cambiemos. ¿Supongo?

Padme dijo...

no sé, javi. yo creo que evidentemente hago otras cosas y tengo otras responsabilidades pero me veo como cuando era una cría. vamos, pienso que mi esencia es la misma, no pienso de forma muy distinta a como lo hacía antaño.