domingo, 8 de junio de 2008

Ultravox - Dancing With Tears In My Eyes

Hace mucho tiempo lloré mientras bailaba. Fue en una fiesta de instituto, una de tantas a las cuales asistía, intentaba ir a todas las de mi colegio, y a las de otros cercanos. Fue una fiesta perfecta, a pesar de ser de los mas jóvenes, cursaba 1º de BUP, los de COU me dejaron participar en todo aquello que concernía a pinchar discos y selección musical, realmente se portaron de una forma excepcional, yo siempre tuve mucho respeto por la gente mas grande y la cadena de mando, resumiendo, que creía en las escalas y la veteranía. Aquella fiesta estuve en la cabina de pinchadiscos durantes una hora aproximadamente, poniendo la música que a mi me dio la gana, mezclando temas, o al menos intentándolo, disfrutando una barbaridad, ver a la gente moviéndose al ritmo de los sonidos que yo estaba pinchado era brutal. Desde lo alto del escenario veía las cabezas de la gente de mi clase saltando, agitando los brazos, pasándolo bien, ahora tengo claro que yo lo pasaba mejor. Después me relevaron y fui yo el que baje a la pista de baile, en ese momento todos mis amigos y otros que todavía no lo eran, comenzaron a felicitarme, todo eran abrazos, entonces fue cuando lloré, lloré de alegría mientras bailaba. Si es que en el fondo soy un sensiblón. Buuuaaaah buuuuuaaaah buuuuaaaah. Ahora lloro de nostalgia.

7 comentarios:

Jordi dijo...

Es curioso, yo de jovencillo, cuando iba a alguna disco o fiesta siempre miraba a los dj como si nfueran unos gurus. Eran los reyes de la fiesta y por entonces aun no había cultura de masas respecto a los dj creo yo. Supongo que sentirías algo especial pinchando. Por cierto has oído hablar de "Operation Please"? un grupo de teenagers australianos que estan haciendo mucho ruido (del bueno). saludos

TILIE dijo...

En la época en que yo iba a los boliches, no había, como dice Jordi, "una cultura de masas con respecto a los dj", pero recuerdo que en el sitio que más frecuentaba, me había hecho amiga de ellos y, me prestaban un rato la consola de luces, y para mí era lo máximo! Las cosas se veían distintas desde allí. ¡Qué bueno! Había olvidado esa parte de mi historia. Besos.

Evaristo dijo...

La de la fiesta de disfraces has de reconocer que también fue buena, aunque no lloramos de emoción sino de risa...

Javier Caballero dijo...

Jordi:

Creo que si que he oido algo, pero no lo afirmaré tajantemente...

Tilie

Veo que has experimentado algo parecido, para mi era como si yo estuviera gozando por todos los que allí bailaban.

Javier Caballero dijo...

Evaristo:

Espero que esa fiesta... mejor la cuentes tú. Que bueno, fijate tú que no me acordaba del memorable pase que realizamos Javier Bond y sus chicas. Cuando a Javi Martín le quitaron la peluca fue expectacular. Porfa. No tardes en contarnosla. Jua Jua Jua, ya comienzo a llorar de risa.

Buenisimo.

Bruma dijo...

Esta canción me gusta mucho, Javi. La verdad es que hay unas cuantas de Ultravox que me parece que merecen la pena.

Por cierto, es una pena que no pusieras el empeño en tirar p'alante con lo que te gustaba. Joer, si con 14-15 añitos ya apuntabas maneras...

Javier Caballero dijo...

Bruma, quizás es que no lo desee suficiente, o no me lo crei, mejor dicho, no creía en mi, como ya he dicho en alguna ocasión, algún amiguete que decía, "como tú hay 30.000, sin enchufe nada... " entre otras cosas. No me arrepiento, a veces las cosas suceden así, por eso ahora esta página. Pero sin pretensiones.