viernes, 6 de junio de 2008

Raffaella Carra - Lucas

Rompiendo con todo lo últimamente publicado, hoy Raffaella Carra, una adelantada a su época. Yo era muy niño cuando ella comenzaba a triunfar en Televisión Española, pero tengo muy marcados recuerdos de aquellas bailarinas con poca ropa, o con mallas ajustadísimas que dejaban intuir totalmente su figura. Son por supuesto recuerdos alegres, no puedo decir otra cosa, aquello era la bomba Si yo siendo un niño tengo esos recuerdos, cuales serán los de la gente joven de aquel entonces, deben tenerlos como una revolución sexual, si, efectivamente aquel programa que se emitió mas o menos coincidiendo con la transición española fue una revolución. En cuanto a la canción que os voy a contar, parece mentira que a finales de los 70, una cantante se atreviera con un tema tan delicado entonces, como lo era la homosexualidad. No os voy a explicar la letra de la canción, como es divertida, seguro os gustará cuando la escuchéis. Hace ya unos años, a mi me dio por ponerla en el trabajo constantemente, no me cansaba de escucharla, tanto la escuche que una compañera mía que no la había oído en su vida, al final memorizó la letra. Un día comentando la misma, me aseguraba que se había metido tanto en la piel de la chica a la cual hace referencia la letra, que se veía en un ático, mirando por la ventana una plaza, viendo gente pasar alegremente a sus pies, cuando de repente, se percataba de la presencia un tanto oculta de Lucas abrazado a un chico. Me aseguraba que había hecho suya la canción, la vivía, era como un pequeño cortometraje que pasaba por su mente cuando las notas comenzaban a sonar. Nunca me atreví a preguntarle si es que ella había vivido realmente aquella situación. En cuanto a su afirmación estoy de acuerdo, a veces las canciones son pequeños libros, pequeñas películas que reflejan historias cotidianas y contemporáneas. Reflexionando sobre Lucas tengo varias versiones, era un caradura al que le gustaba la chicha y la limonada. Era un miedoso que no quería salir del armario y por ello tenía una novia y así guardar las apariencias. Era un heterosexual al que de repente se le apareció San Gay. Que cada cual escoja la versión que mas le guste, o explicarnos cual es la vuestra, seguro tendréis mas.

4 comentarios:

TILIE dijo...

Hoy entré temprano, antes de irme a trabajar. Evidentemente algo me llamaba. Menudo personaje esta tanita en envase chico!! Vos eras un niño. Yo comenzaba mi vida de casada. Recuerdo que prolongamos nuestra luna de miel en Mar del Plata para ver su show. Esta mujercita, con su belleza, originalidad y simpatía, se metió a los argentinos en un bolsillo. Muy atrevida, muy osada para la época, es verdad.
En cuanto a Lucas, era todo lo que mencionaste mezclado, porque en aquel momento en que no se hablaba abiertamente de la homosexualidad, hasta ellos mismos, no sabían donde estaban parados.
Me gustó. Besos.

Jordi dijo...

Supongo que seria complicado en esa época. Me alegro de vivir en esta. Saludos

Javier Caballero dijo...

Que suerte disfrutar de esta señora cuando todavía actuaba en directo, envidia sana.

Jordi:
que te voy a contar, pero hoy es todo diferente, vamos al menos eso creo que es algo muy normal y aceptado.

Elias dijo...

yo siempre crei que lucas era uno de los tantos desaparecidos de la dictadura. la verdad que no recordaba muy bien la letra, esto la hace menos picante, creo