sábado, 15 de noviembre de 2008

Immaculate fools - Tragic comedy

Cuando yo era un adolescente compartía me habitación con mi hermano, una habitación relativamente pequeña pero con el suficiente espacio para que cupiesen dos armarios, un escritorio y unas literas. Yo dormía en la de abajo. Al principio no me gustaba, supongo que todo el mundo cuando es joven desea que su cama sea la de arriba, pero al final hasta me pareció la mejor elección, eso de subir y bajar era un rollo. Además el somier de arriba me permitía guardar pequeños objetos, secretos de adolescente. Allí, entre el colchón y el somier tenía un calendario, cada día tachaba el día anterior y contaba con muchas ganas los días que faltaban para la llegada de fechas especiales. Aquellas que me hacían divertirme más que nunca, mi vida se limitaba a eso, a divertirme. Esto ya se que lo he dicho anteriormente, pero que lento me parecía todo, nunca llegaba mañana, y ahora todo me parece que fue ayer, y sin embargo a pasado un montón de años. Hecho de menos a veces ese sentimiento, que el tiempo pase despacio, ahora lo que me falta siempre es tiempo y eso es lo que me sobraba entonces, que contradicción. Eso me lleva a la canción de hoy, una comedia trágica, algo que parece divertido, se transforma en terror, de uno inmaculados, inmaculados locos.

5 comentarios:

Padme dijo...

esto de hacernos mayores, nos hace añorar tanto el pasado que a veces pienso que entre tanta añoranza se nos va el tiempo presente y no nos damos ni cuenta.

immaculate fools, geniales.

besos y buen fin de semana.

TILIE dijo...

Muy bueno tu post, y muy cierto.
Besitos.

Javier Caballero dijo...

Padme no, no nos damos ni cuenta y eso es lo que mas rabia me da. Añorar, añoro algo imposible, volver a revivir algunos minutos de mi vida que me parecieron cortos, como si fuese un reproductor de video ir al minuto tal y repetirla tantas veces como se me antojase.

Outsider dijo...

Mira tu... yo llegué a compartir una habitación con tres hermanos más. Pero a mi me tocó la litera de arriba.

Los tontos inmaculados los considero uno de mis grupos talisman, uno de esos que me han acompañado siempre y nunca me he cansado de escucharlos.

Padme dijo...

pues mira, a mi también me gustaría eso. poder repetir momentos de mi vida pero el hecho de recordarlos ya hace que los revivamos de alguna forma y hay que seguir viviendo y con intensidad, para seguir construyendo de esos recuerdos para el futuro.

ahora si, besos para la nueva semana.