martes, 9 de junio de 2009

Paul McCartney - Pipes of peace

No voy a descubrir que el autor y cantante de esta canción es un genio, un crack que tubo la suerte de coincidir con otros tres. Eso debe ser difícil de narices pero las casualidades existen y a las pruebas me remito. Así mismo harto complicado es, decidir que canción elegir de la extensa discografía de este mito, todas son buenas, todas tienen en sus letras encerradas tremendas historias. Finalmente me decidí por esta porque la recuerdo de una manera especial, entonces estaba muy influenciado por la guerra fría, por los buenos americanos y los malos soviéticos e imaginaba un mundo donde reinase el buen entendimiento entre los países, donde la paz fuera posible. Cuando la antigua URRSS se desgrano, pensé que ese momento había llegado, pero me equivoqué. Los buenos americanos descubrieron a otros enemigos por lo que desperté de un sueño que parece misión imposible. A pesar de todo me queda la música que me recuerda ese sueño y por eso hoy he querido compartirla con vosotros.

2 comentarios:

Tilie dijo...

A ver como lo digo sin que nadie se moleste...Tengo poca onda con Paul. En general si no es dentro del contexto del grupo, no me gusta demasiado. Todo lo contrario me ocurría con John, quién siempre gozó de mi absoluta simpatía por su infinita sensibilidad y su manera tan sutil de decir las cosas.
Besos, Javi.

Javier Caballero dijo...

Esta claro, no a todo el mundo le tiene que gustar todo, es normal y no molesta. Si lo pienso Paul a veces me ha parecido un tanto egocentrico egoista pero... no le conozco y sus canciones, me suelen gustar.