viernes, 5 de junio de 2009

Mago de oz - Desde mi cielo

Recientemente ha fallecido la madre de una compañera de ballet de mi hija, finalmente el cáncer la derrotó y digo eso porque me consta que ella luchó como una jabata. No me unía nada especialmente con ella, varias conversaciones intranscendentes, chistes forzados defendiendo cada uno el sexo al que pertenecemos y los lógicos saludos al cruzarnos por la calle, pero si lo suficiente como para saber quien era y para que me conmocionará la noticia cuando supe de ella. Supongo que el echo de tener hijos de similares edades, de compartir barrio, colegios, tiendas y supongo inquietudes, han hecho mucha mella en mi. No he podido quitármela de la cabeza pensando lo injusta y dura que es la vida, incluso estos días en mas de una ocasión me pareció verla por la calle. No quiero filosofar al respecto, creo no acabaría nunca de sacar conclusiones sin desgraciadamente solucionar nada, sino hallar mas y mas preguntas, ninguna respuesta. Por eso quiero rendirle hoy un homenaje a ella y por supuesto a sus hijas y a su marido, la vida es dura, pero la vida continúa y de alguna forma su recuerdo les ayudará y les dará ánimos para que sigan avanzando, como lo hizo ella.

2 comentarios:

Outsider dijo...

Llevo unos dias en los que solo leo tristeza.

Con el tiempo nos vamos dando cuenta de que hay enfermedades que matan más personas que cualquier otra razón por la que tememos morir, y sin embargo se invierte mucho menos en combatirlas...

La canción... sencillamente impresionante, una letra increible para despedirse del mundo.

Javier Caballero dijo...

Si hay tristeza, cuando lo que emanaba mi conocida era todo alegria. Curioso, hasta una semana antes de su fallecimiento me la encontré por la calle tan eufórica como siempre.

La canción a lo mejor no se ajusta todo lo que me habría gustado, entonces la tendría que haber escrito yo, pero era la primera canción que vino a mi mente para acompañar el post.