viernes, 17 de abril de 2009

Jorge Sepulveda - Mirando al mar

Se que la de hoy no gustará mucho, lo comprendo, yo tampoco me intentaré justificar, a mi hubo una época en la que me pareció una canción maravillosa, ahora la verdad es que me ralla un poco pero… el recuerdo de cuando la escuchaba imaginándome a mi mismo mirando al mar, me hacía pensar en melancólicos amores. En un par de ocasiones me fui yo solo a mirar al mar, supongo que influenciado por alguna de las películas que me gustaban entonces, Karate Kid, Los Goonies… me sentaba en el rompeolas y durante un buen rato me dedicaba a pensar. No tengo ni idea de lo que pensaba, pero ahora, visto desde la distancia me parece que lo que realmente hacía era el gilipollas. Eso de que te vayas tú solo a un lugar apartado para que de repente aparezca la aventura de tú vida, solo ocurre en las películas, al menos a mi no me pasó nunca y doy gracias de que ni me atracasen, ni que me ocurriera cualquier otra cosa peor.
Pues solo eso, que yo pensaba que la vida era una película, a lo mejor lo es, pero yo no soy el protagonista. Dedicada a mi primo Francisco y su hermano Jesús.




Como se que la anterior es algo durilla, os pongo también esta otra mas para todos los gustos y según muchos, la mejor canción española de todos los tiempos. Para Pedro.


2 comentarios:

Tilie dijo...

No importa lo que parezca la canción, simplemente, vaya a saber por qué, se metió en tu mente para recordarte algo en particular.
No importa lo que te parezca hoy, tu actitud que, dejando de lado los peligros que pudieran acecharte, en aquel entonces, significó algo necesario e importante para vos.

No sé si es la mejor canción. Sé que ese LP, siempre me pareció el más completo y folcklórico del Nano.

Outsider dijo...

A mi padre le gustaría escuchar esta canción, y seguramente, el consideraría como frikis todas las demás.

Yo nunca creí que tuviera una especial necesidad del mar, siempre viví cerca de él y cuando no lo tuve siempre volvía regularmente y no llegué a echarlo de menos, hace unos dias llegué al mar del norte, no tiene nada que ver con el mediterraneo, la marea estaba baja y casi tuvimos que caminar un km para llegar a un agua casi glacial, llegué el primero porque sin darme cuenta había dejado atras a todos los que me acompañaban y miré al mar... escuché las gaviotas y todos los recuerdos de mi infancia pasaron por mi mente, los ojos se me empañaron y me dí cuenta de que el mar, como mi familia, es parte de mi y seguramente entonces, esa canción no me habría parecido friky en absoluto.

Vaya... la verificación ha salido como una especie de confirmación... "doravera"...